miércoles, 23 de octubre de 2013

Hasta siempre, abuelita.

Hace un par de semanas se murió una de mis abuelas. La madre de mi padre.

Últimamente he estado muy ocupado. Y el poco tiempo libre del que he dispuesto no he tenido ganas de dedicárselo a blogger. Por eso tengo abandonado mi propio blog y los de aquéllas personas a las que sigo. Pero por sugerencia de mi padre, y ya que hoy me he acordado de este tema, creo que lo mínimo que puedo hacer, ya que no pude estar en su funeral, es escribirle algo y dedicarle una entrada.