lunes, 24 de diciembre de 2012

¡Felices farsas navideñas!

Tengo entendido que Ratzinger,  más conocido como nuestro decimosexto Benedictus, publicó hace poco una obra en la que, entre otras cosas, aclaraba algunas cuestiones erróneas del credo religioso, como lo del buey ya la mula, que no estaban, y todo eso. Ignoro si en esas publicaciones hacía referencia también al tremendo fake que supone la celebración de la Navidad en estas fechas, pero por si acaso no lo ha aclarado él, os lo voy a comunicar yo.

No es una broma. Hoy es 24 de diciembre, Nochebuena, y mañana es 25 de diciembre, Navidad, fecha en

martes, 18 de diciembre de 2012

Historia Antiqua: De Municipia ( II )

¡Aue, lectores! El que va a ilustraros os saluda. Y por cierto, esto no se lo decían a Julio César. Esto se lo dijeron a Claudio. El cognomen "Caesar" (un apodo, vaya), algo así como "cabellera", pasó a ser parte del nombre y título oficial de los emperadores romanos al adquirir Octavio el nombre de se padre adoptivo. Por eso, si en alguna película de romanos escucháis a alguien llamar "César" a una persona que no es Cayo Julio, asumid que se trata de un emperador, y no del cónsul y dictador vitalicio asesinado en los idus de marzo.

Si os preguntáis por qué le llamaban "cabellera", os diré que se debía a su incipiente calvicie, que trataba de

martes, 11 de diciembre de 2012

Historia Antiqua: De Municipia ( I )

¡Aue a todos! (Desmintiendo clichés: en Latín no existía la "v")

Hoy en día es existe en el mundo una polémica que en realidad es un tópico que se repite desde la noche de los tiempos (qué grande es esa grandilocuente expresión, y qué bien queda cuando se utiliza): el reiterado lugar común de la pérdida de los valores. Vivimos en una sociedad que ha perdido los valores. Nuestros padres también. Y nuestros abuelos. Y la gente del siglo XIX. Si leéis algo de Aristocles (más conocido como Platón), podréis ver cómo los protagonistas de sus diálogos también se quejan de esto. Y yo en