jueves, 8 de noviembre de 2012

Bueno, el aspecto es el predeterminado, pero... parece bonito, ¿a que sí?

Y ya está. En el principio Dios dijo "hágase la luz", y la luz se hizo, y Él vio que era bueno, y esas zaranjadas (¿o eso vino después?). A lo largo de la Historia de la Humanidad todo aquello que se ha propuesto construir el Hombre (del Latín homo - hominis, entendiéndolo como Ser Humano, no como varón, que sería uir - uiri) no ha sido realizado sino con esfuerzo, con miedo, con dificultad y con agonía. El alumbramiento de una nueva vida, sin ir más lejos. ¿Qué mayor sacrificio hay, preñado como está (nótese la ironía) de tamaño dolor, y que puede arrebatar la vida a una mujer? ¿Sabíais que los mexicas -comúnmente conocidos como aztecas- consideraban que las féminas que fallecían al dar a luz alcanzaban en la otra vida
unos honores que normalmente sólo estaban reservados a grandes personalidades y guerreros? Pues si no, hala, ahí tenéis el dato, y googlead si queréis saber más, porque yo no dispongo de tanta información. El caso es que, así como Dios se deslomó para construir esta mierda de mundo en seis días, y así como desde Adán todos nos hemos ganado el pan con el sudor de la frente, todo proyecto de nuestra peculiar especie ha sido alcanzado a través de la dedicación constante y de la perseverancia. Pero hoy en día le das a un botón y... ¡fiesta! Blogger te provee de las herramientas necesarias para crear tu propio espacio virtual sin demora, sin complicaciones y con una sencillez a prueba de tontos (bueno, eso está por ver, que soy muy cazurro). Con tan sólo hacer un "click".

No es muy buena idea empezar así un blog, ¿verdad? Metiéndome tan mordazmente con Dios. Bueno, si algún creyente lee esto espero que sepa perdonar mi sentido del humor. Prometo que no lo hago a mala fe.

Pero eso no viene al caso. El caso es pensar qué poner para firmar y acabar mi primera entrada. La verdad es que ha sido un impulso curioso el que me ha lanzado a la aventura bloggera después de haberlo pensado durante tanto tiempo y siempre haberlo desechado por vagancia y por creer que no tengo nada que ofertar. ¿Creéis que creo que ahora lo tengo? Pues no. Nada. Pero, ¡naaah! Ya se me irán ocurriendo cosas. Total, salvo una o dos personas, toda la gente que conozco que tiene blogs no los actualizan casi nunca... (incluyendo yo, que comparto un blog con dos personas más >.>).

Y el caso es que el impulso más primario ha sido la música. Hay varias cosas más, una curiosa sucesión de vicisitudes del día que me han arrastrado a tomar esta decisión, pero es largo de contar y no me apetece escribir tanto. El caso es que siendo casi las tres de la mañana (¿dormir?, ¡qué tontería!) me apetecía de pronto escuchar "El reino de lo absurdo", de Nach, y hacer "algo" mientras la escuchaba... bueno, pues la canción ya la he puesto. Y ahora, ya que estamos, y porque creo que es buena idea, acabaré esta disertación absurda poniendo simple y llanamente una canción de Nach que creo que viene más o menos al pelo para esta situación. De su último disco, "Mejor que el silencio" (2011). Es la intro. El track 1. El principio de la bomba...

Enjoy! =)

2 comentarios:

Luis Heras dijo...

Empezar un blog no es fácil, pero alguien tenía que hacerlo, ¿no? Una entrada sorprendente y algo delirante, pero por lo menos lejos de ser un tópico, sólo por eso ya me ha gustado. Ya tenemos a nuestro dios Internet para que obre sus milagros.

Espero que la cosa vaya subiendo como el pastel con buena levadura, y que no te aburras demasiado pronto.

Gracias por tu visita a mi blog y los comentarios, son muy jugosos.
Nos leeemos
http://laleydelaveleta.blogspot.com.es

Mital Riumo dijo...

Poco que decir aquí. ¡Bienvenido! Si no te animas o no consigues hacerte un esquema mental sobre cuál será la temática de este blog, siempre puedes usarlo como cajón de sastre (que es lo que hago yo -¡qué vergüenza!-), ya que por algo es un blog personal. En cualquier caso, mucho ánimo y muchos comentarios.

¡Nya!