martes, 4 de abril de 2017

No puedo dormir. Me agobio. Me estreso. Me ahogo a mí mismo. Soy idiota. Lucho contra una marea que está por venir, contra una corriente que no corre todavía y yazgo en un océano que es aún lágrimas por derramar. Las gotas de este mar no lloverán sino con el tiempo, pero me preocupo más por ellas que por el vaso de agua que ahora me quita el aire.

1 comentario:

Milene Cristina dijo...

As vezes imaginamos tanto as coisas, e sentimos tudo como se as já tivéssemos vivido, e quando realmente acontece muitas vezes é bem mais leve que pensamos que seriam. Que seja assim. Abraços.