domingo, 15 de junio de 2014

Celos

Su color es el verde,
fantasmal, pálido y feo,
pútrido, hinchado,
de dedos muertos nauseabundos,
de garras rotas, de sonrisas quebradas,
se arrastran entre los cadáveres que dejaste atrás de ti mismo,
vienen a por ti, ya los oyes,
tam-tam, en el pecho llegar.
¿Puedes escucharlos reír?
Te sorberán como un tuétano muerto,
te arrancaron a pedazos todo lo demás.
Una y otra vez vuelven, vuelven, vuelven,
como mosquitos, vampiros,
por mucho que agites las manos
te cogerán,
oh, de verdad,
tu desesperación no podrá alejarlos,
sólo serás un festín,
¿puedes escucharlos reír?
Ellos pueden verte llorar.
Sus ojos llegan más allá,
allá donde, tam-tam,
no pueden engañar tus ojos secos.
No tendrán piedad o lástima de tus huesos,
se deleitarán con lo que de ti ha quedado,
como buitres puedes verlos ya, aleteando,
¿puedes escucharlos reír?
Sí, es verdad, se ríen de ti,
de tu alma de muñeco,
de tu corazón de trapo.
Tirarán con picos de cuervo,
desgarrarán tu contento
entre chillidos voraces,
sedientos de sangre,
hambrientos de tu esperanza.
Tu tristeza alimenta tu odio,
y tu odio es plato
para sus labios grasientos.
Dime, cuando duermes,
¿puedes escucharlos reír?
Ya llegan, ya llegan,
ya se aproximan,
ya se acercan.
Ahogarán todo hálito
y todo suspiro alegre;
todo rayo de luz se apagará
y no se encenderá la oscuridad,
Sólo quedará un dolor ciego en tu pecho,
y una bilis negra
en sus gargantas insaciadas.
Aquí vienen, ya se acercan,
aquí llegan, se aproximan.
Ya se arrastran, aquí reptan,
ya sisean, ya te atrapan.
No escaparás,
demasiado tiempo los has evitado.
Dime,
¿puedes escucharlos reír?
En tu silencio, ellos pueden escucharte gritar.
Escucha cómo carcajean,
oh, de verdad,
escucha sus burlas en las tinieblas.
Ya se acercan.
Ya se acercan.
Oh, de verdad...
De verdad...
¿puedes escucharlos reír?

3 comentarios:

Amando García Nuño dijo...

Compañero, cuando te pones, te pones...Bonito poema de primavera y pajaritos te ha salido.
Abrazos, siempre

Yaiza Perez dijo...

Cuando me comentaron que escribías no me sorprendió siempre lo hiciste, aunque esta época oscura si que no me la esperaba. Siempre sorprendiendo al personal amigo mío. Por cierto tengo ganas de hablar contigo.

Fénix dijo...

¡Gracias! A ver si un día nos vemos =)